Toldo mal instalado causa daños tras tormenta

toldo mal instalado daños

Debido a los fuertes vientos registrados en varias zonas de país durante esta temporada de lluvias, se han reportado diversos accidentes en los que estructuras han colapsado a causa del clima.

En este aspecto, anuncios espectaculares, techos de lámina y toldos son especialmente suceptibles a que las violentas ráfagas de viento los vuelen cuando se encuentran mal instalados o sin el mantenimiento adecuado.

Ejemplo de esto fue el toldo que recientemente causo varios daños en la ciudad de Irapuato, Guanajuato, tras desprenderse y volar por los aires a una distancia de aproximadamente quince metros desde donde estaba colocado.

Daños materiales que pudieron haberse evitado

Los hechos ocurrieron durante la madrugada, cuando vecinos de una calle aledaña al Boulevard Díaz Ordaz escucharon un fuerte golpe, sonido proveniente del choque de la estructura de al menos cinco metros de largo con un poste de luz y el portón de una casa.

El siniestro dañó además un pararrayos y cables del servicio de luz eléctrica, por lo que personal de Protección Civil y de la Comisión Federal de electricidad acudieron a la mañana siguiente para retirar los materiales dañados y dar seguridad a los habitantes de la zona.

Por su parte, los dueños de la vivienda afectada manifestaron que esa no era la primera vez que ocurría un percance así originado por el desprendimiento de ese mismo toldo, puesto que ya hacía algunos años que también se había volado, aunque sin causar los desperfectos que se presentaron en esta ocasión, por lo que pretenden interponer una denuncia ante el Ministerio Público para resarcir los daños.

Recomendaciones de los expertos

Sucesos como este podrían prevenirse fácilmente haciendo desde un principio la instalación correcta de este tipo de estructuras y no escatimar en gastos cuando se sabe que estará expuesta a condiciones meteorológicas extremas.

En lugares con fuertes vientos y lluvias, el uso de pérgolas puede ser una opción gracias a su resistencia ante estas condiciones, pudiendo aguantar corrientes de aire de más de 70 kilómetros por hora.

Aunado a ello, cabe destacar que los materiales empleados en la construcción tanto de la estructura y como de la lona o textil que se utilice deben cubrir ciertas características que las haga seguras y duraderas, además de que es preciso que la instalación sea hecha por profesionales que puedan prever la resistencia al viento que opondrá el toldo y colocarlo tomando las medidas necesarias.

En Toldos podemos ayudarlo a hacer la instalación que necesita para su hogar o negocio de manera segura y confiable. Contáctenos y solicite una cotización.

Escritora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *