No más toldos con óxido, conozca aquí como quitarlo

Quitar oxido toldo

Los toldos son estructuras diseñadas especialmente para brindar protección contra las inclemencias del tiempo, ya sea de la lluvia, el sol o el viento, un toldo siempre será un gran aliado. Su fabricación está hecha específicamente para ser resistentes al estar a la intemperie, sin embargo, con el paso del tiempo es natural que presenten algún daño.

Para asegurar que un toldo esté siempre en perfectas condiciones es necesario realizar un mantenimiento periódico, dicho mantenimiento es muy sencillo ya que estas estructuras se caracterizan por ser fáciles de limpiar, sin embargo, si nunca se realiza existen más probabilidades de que el toldo se vaya deteriorando.

Una de las principales señales de que el toldo requiere de mantenimiento es cuando comienza a tener óxido. Si es el caso de su toldo no se preocupe, aquí le diéremos qué debe hacer para quitar el óxido y qué puede hacer para prevenir que vuelva a aparecer.

¿Cómo quitar el óxido?

La mejor manera de eliminar el óxido del toldo es utilizando la técnica de lijado, para ello primero ubique cuáles son las zonas donde hay presencia de óxido y luego proceda a lijar el área con cuidado hasta que no quede rastro del óxido.

Si tiene la oportunidad de quitar el toldo de su lugar para bajarlo y poder trabajar parte por parte será mucho más sencillo realizar la limpieza, sin embargo, hay toldos que no pueden ser desmontados tan fácilmente ya sea por la altura en la que se encuentra o por el tipo de estructura que se creó para su colación, si es su caso sólo asegúrese de poder llegar cómodamente hasta las áreas donde está el óxido para poder retirarlo.

Cuando su toldo haya quedado limpio de óxido proceda a limpiar el área, para hacerlo es recomendable utilizar un paño empapado de vinagre y cuando éste se haya secado también puede agregar aceite de vaselina, con estos ingredientes estará generando una especie de lubricante natural para su toldo, el cual le brindará una mejor protección y evitará que en el futuro se vuelva a oxidar.

Si ha seguido estas recomendaciones y su toldo aún tiene rastros de óxido es probable que se deba a que no ha hecho un correcto mantenimiento, en estos casos se puede utilizar una pintura anticorrosiva y colocarla en las áreas que más lo necesite.

Con esta pintura ayudará a prevenir que el óxido se siga expandiendo y que vuelvan a surgir manchas en su toldo. Recuerde que la mejor manera de cuidar de su toldo es dándole mantenimiento regular.

En Toldos podemos ayudarle a fabricar el toldo ideal con la mejor calidad para asegurar una larga vida útil. Contáctenos para recibir una cotización.

Escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *