¿Cómo limpiar un toldo?

¿Cómo limpiar un toldo?

Los toldos son estructuras altamente resistentes, y a pesar de que están diseñados para resistir las inclemencias del tiempo, no significa que no deban tener un mantenimiento adecuado. Realizar una limpieza periódica y correcta garantizará que el toldo tendrá una vida útil más larga y un mejor funcionamiento.

Una de las principales ventajas del toldo es que su mantenimiento es muy sencillo, por lo que no se debe invertir mucho tiempo ni recursos en su limpieza. A continuación mencionaremos cuáles son los mejores métodos de limpieza de un toldo para tenerlo siempre en las mejores condiciones posibles.

Se recomienda que se haga una limpieza superficial al menos una vez al mes para mantener la estructura libre de polvo, y que cada dos años se realice una limpieza más profunda y se verifique que el toldo funciona correctamente.

Para realizar la limpieza ligera sólo se necesita un cepillo de cuerdas suaves, el cual servirá para cepillar toda la suciedad que esté suelta. Después de quitar los residuos se puede usar un poco de agua para enjuagar la tela, sobre todo en aquellas zonas donde la suciedad está más incrustada. Con esta sencilla rutina de limpieza el toldo permanecerá limpio y en buenas condiciones.

Cuando sea momento de hacer una limpieza más profunda, ya sea por mantenimiento o porque el toldo presenta rastros de suciedad como el moho, es recomendable preparar una solución para limpiarlo, ésta puede hacerse con la combinación de agua y jabón suave, o incluso utilizar el líquido que se usa para lavar los trastes.

En este caso también se deberá usar un cepillo de cerdas suaves y empapar la tela del toldo con la solución, luego hacer movimientos circulares sobre la misma utilizando el cepillo, es importante no tallar muy fuerte la tela para evitar dañarla.

Después de remover la suciedad es importante enjuagar muy bien el toldo hasta eliminar por completo el jabón y finalmente dejar que el toldo se seque por completo. Si se trata de un toldo enrollable éste no deberá guardarse hasta que esté completamente seco para evitar la propagación de la humedad.

Si el toldo presenta manchas difíciles que no pueden quitarse con el jabón se tendrá que proceder a utilizar algún líquido de limpieza más fuerte, la recomendación es que verifique con el fabricante qué liquido se puede utilizar para evitar dañar la tela del toldo.

La limpieza del toldo se puede programar en aquellas temporadas del año donde no es frecuente la lluvia, esto para poder realizarla tranquilamente y permitir que el toldo se seque por completo.

En Toldos somos especialistas en coberturas ligeras, podemos ayudarle a mantener su toldo para el jardín en las mejores condiciones, además nuestras estructuras están fabricadas con los materiales de la más alta calidad, por lo que podemos garantizarle que su toldo se conservará en buenas condiciones.

Contáctenos para brindarle más información.

Escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *