Techos de Policarbonato

Variedad de techos de policarbonato son una forma económica, práctica y atractiva visualmente de techar exteriores, como patios, cocheras, jardines, pasillos, terrazas, azoteas, pérgolas, porches, invernaderos.

¡Cubrimos todas las necesidades de nuestros clientes!

¡Llámenos y solicite su cotización!






Los techos de policarbonato incluso sirven como impermeabilización practica en techos de dos aguas. El policarbonato puede moldearse en muchas formas, onduladas, planas en V y el material se encuentra en tonalidades diferentes, que pueden adaptarse a la estética del ambiente donde se van a colocar.

En la actualidad, la demanda por techos con policarbonato ha incrementado porque se encuentran en diferentes diseños, formas y tamaños, pero también porque tienen un costo accesible para cualquier tipo de persona, son ligeros, fáciles de transportar y cuentan con una estructura que facilita la colocación.

Los tipos de techos de policarbonato más utilizados son:

  • Policarbonato liso: Un material utilizado para los sectores de construcción, medicina, oftalmología y automóviles, por lo que es confiable, seguro y muy estético.
  • Policarbonato acanalado: Se utiliza principalmente en lugares donde abunda el agua, ya que permite su paso con facilidad, por lo que es frecuente en techados de dos aguas, típicos de lugares donde llueve mucho y se tiene que impedir el paso del agua en los inmuebles.
  • Policarbonato celular: Los techos de policarbonato más utilizados, con diseños más variados en el mercado; cuentan con una cara adaptada para filtrar los rayos UV y otra que se coloca hacia abajo para difuminas la luz del sol.

Las principales ventajas de contar con un techo de policarbonato son:

  • Permiten proteger una superficie de la lluvia y de los rayos del sol, pero al mismo tiempo mantener iluminado el lugar, ya que permiten el paso normal de la luz.
  • Es un material moldeable que puede cortarse, doblarse o adaptarse a las necesidades de la obra, permitiendo crear un techado de diseño atractivo.
  • Son capaces de soportar fuertes golpes de objetos sin quebrarse ni dañarse.
  • Ahorro en costos de mantenimiento y reemplazo, ya que es un material muy durable, que puede conservarse en buen estado por mucho tiempo.
  • Ayuda a evitar la pérdida de calor en el lugar donde se instala, por lo que suele utilizarse como techo en invernaderos o albercas.