Techado de policarbonato para invernaderos

El policarbonato es elegido en México y el mundo entero como una de las principales opciones a la hora de construir o techar un invernadero por ser efectivos, económicos y lucir de manera excelente en nuestros jardines.

El policarbonato es un material resistente, usado para cubrir los viveros, también las casas de cultivo, mantiene sus propiedades durante años con alta resistencia, calidad y durabilidad.

Pero esa no es la única razón para emplearlo, se puede instalar policarbonato que permita una transmisión de luz solar del 95% y debido a su potencialidad en la conservación de energía contribuye al ahorro en un 50%.

Además, difunden la iluminación de manera uniforme, eso resulta muy importante para las plantas de cada parte del vivero, es decir, estos invernaderos son más eficientes. Incluso al amanecer, cuando es más preciso. A su vez, aísla la emisión de los rayos solares, entonces evita que las plantas y el suelo pierdan agua, así se reduce el agua que requiere el invernadero.

También son adaptables a las diferentes temperaturas. Los climas extremos los resiste, ya sea en calor o de frío. Su dureza llega a tal punto que soporta fuertes precipitaciones y hasta nieve o granizo. No sufrirá deformaciones en ninguno de los dos extremos de temperatura.

Mientras más grueso sea el policarbonato, habrá mejor barrera de temperatura. Pero el demandar más aislamiento no generará problemas con el peso del material como los habría con el vidrio. Esto se debe a que este material es 50% más liviano que el vidrio.

Los fuertes vientos tampoco doblegarán el policarbonato. Aguantan hasta los que van de 120 a 180 km.

policarbonato-en-invernaderos

Hay tipos de policarbonato que ya cuentan con filtro anti-goteo, este excluye el agua que se genera por la condensación. Así cuidamos las plantas porque el goteo constante beneficia el desarrollo de plagas dañinas.

La limpieza de estos techados de policarbonato es muy simple y económica. Sólo con el uso de agua y jabón, eso es lo que se sugiere para conservar las láminas de policarbonato.  Artículos de limpieza como disolventes, entre otros, no están recomendados. Es mejor utilizar trapos para limpiarlo en vez de cepillos que puedan rasparlo o desgastarlo.

Por todas estas razones el empleo de un vivero techado con policarbonato trae ventajas monetarias y de estructura. Requiere menos inversión en electricidad y riego.

La clave está en la instalación y por ello en TOLDOS contamos con un equipo de especialistas que se encargarán de establecerlo como se necesita.

Toldos.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *